El cine nacional: en peligro de extinción

Tras la renuncia de Cacetta y Rovito producto de una burda operación mediática, el cine y la producción nacional se ven seriamente amenazadas.

El Ministro Avelluto dijo en el Senado que “la continuidad de los puestos de trabajo y el fondo de fomento están garantizados”, pero:

-Hubo despidos en el INCAA
-Haiek admite subjecución en el presupuesto del INCAA del año pasado
-El INCAA está intervenido por cultura, quien desconoce su autarquia
-Existen trabas administrativas para las películas
-Hay una merma notable en la producción nacional
-Cierra el Espacio INCAA Arte Cinema, dejando sin cine a toda la zona sur de la ciudad de Buenos Aires
-Cierra el Cine Gaumont (desde el jueves 2 de junio por “pérdida de gas”)
-La cuota de pantalla nacional sigue sin cumplirse
-El proyecto oficial de la Ley de Convergencia no aparece

Ante tal situación la Asamblea Abierta de la Comunidad Audiovisual denuncia:
Del relevamiento administrativo realizado desde la Asamblea Abierta de la Comunidad Audiovisual se deduce que la situación más preocupante, compartida por Ficción y Documental es por trabas evidentes en los mecanismos de otorgamiento de créditos.

Existen al día de hoy al menos 26 largometrajes con GRAVISIMOS retrasos en sus créditos y 12 en situación muy crítica con riesgo de cancelarse los proyectos -por perder los plazos con coproductores, por no poder afrontar nuevos aumentos inflacionarios, etc-. (Se estima que los casos reales son muchos más)

Las formas en que el INCAA está trabando el otorgamiento de créditos es por la falta de conformación de comités, no girar los proyectos, injustificadas demoras en la firma de los Mutuos. En los últimos días se ha informado a los productores con preproducción agendada para comenzar este mes que hasta julio/agosto no habrá partida presupuestaria.

Esto es A PESAR de los dichos públicos de Haiek de que el INCAA cuenta con recursos.

Ya hay varias productoras que han suspendido rodajes hasta que la situación se normalice ya que no hay certeza de plazos de pagos, liberación de cuotas, etc. en un contexto donde se han perdido miles de puestos de trabajo en el sector audiovisual, y los técnicos de cine hoy en día tienen que hacer malabares para subsistir.

Esta semana hubo una nueva traba del INCAA a la producción nacional, esta vez en la etapa de presentación de proyectos. No están aceptando como parte del plan económico el pedido del crédito al INCAA. Hace dos semanas están solicitando a proyectos de audiencia media a que vuelvan a presentar su plan económico. No hay explicaciones concretas de esto (incluso hubo información interna cruzada). El temor es que si no se permite presentar dentro del plan económico al crédito, esto dará motivos a futuro a que el comite de crédito lo rechace. También es una nueva traba a los productores pequeños y medianos para acceder a la preclasificación de proyectos. La ecuación es simple: Si no necesitaste el crédito del INCAA para demostrar financiación, ¿por qué se necesitaría después? Hay muy pocas películas que pueden producirse sin el cash flow del crédito del INCAA.

En el presupuesto online del INCAA se ve claramente que se gastan 81 millones en pasajes y viáticos y 93 en lanzamiento y exhibición (5142045) de la vía digital. Cabe preguntarse por qué una institución con un presupuesto de $2.800 millones solo destina $170 millones a los créditos para la producción.

SOBRE LA PLANTA DEL INCAA

El miércoles 31 de mayo despidieron a cuatro personas (con contrato), dos de las cuales desempeñaban funciones en el sector de Patrimonio, otro trabajaba en el Centro de Producción Audiovisual y uno en el área de Sistemas.

Desde el cambio de gestión se sumaron dos personas de cultura en el edificio de Belgrano del INCAA que atacan directamente contra la autarquía del Instituto dado que la única relación con el Ministerio que establecen es la presentación trimestral de informes (decreto 1536/2002, artículo 4). Ellas son: Lara Manguel (sobrina de Alberto): se reunió con el equipo y dijo que venía a facilitar y destrabar. Que dependía de Cultura y que se dedicaba a articular áreas dependientes de Cultura. Y Clara Mastronardi.

También desplazaron a Paula Zupnik (Coordinadora de Cine Ar salas – Ex espacios INCAA) del Gaumont. Sigue a cargo del resto de las salas, pero no de ésta.
Agradecemos la difusión de la presente información

#DefiendoCineArgentino
#YoApoyoENERC
#ApoyoINCAA
#EnElCineArgentinoNoHayGrieta
#HaciendoLaLey

Contacto: asamblea.audiovisuales@gmail.com

Entrevista a Roger Alan Koza: “Lo político es un a priori (histórico) de la mirada”

A principios de siglo, prácticamente desempleado y quebrado, Roger Alan Koza escribió una serie de textos críticos que publicaría en 2004 bajo el título Con los ojos abiertos. Ese proceso le significó tomar la decisión de realizar crítica de cine. Ya contaba con experiencia como programador: sus primeros pasos los había dado “en otra vida”, en una comunidad neohippie en la que vivió y en la que pasaba películas cuando tenía 20 años.

Luego llegaron los cineclubes, la pequeña columna en el periódico Comercio y Justicia, la carta a La Voz del Interior ofreciendo sus servicios de crítico. Una serie de casualidades lo llevaron al Festival de Hamburgo, y una alineación de circunstancias aún superior le permitió efectuar un par de Q&As. Al año siguiente, el director del festival lo invitó ya como programador. “Pasé, de no saber qué iba a hacer al mes siguiente, a que me invite a ir en mayo a Cannes para empezar a programar la sección de cine iberoamericano de Hamburgo”, comentó en diálogo con Geraldine Salles Kobilanski y Sebastián Santillán. Continuar leyendo

La práctica de la impredecibilidad frente a la vida

Cómo estar muerto/Como estar muerto – Manuel Ferrari, 2008


I

La noche y sus precursores

 

El parpadeo anticipa el escape final (pero, ¿por qué llamarlo escape?) y alberga un tipo de extravío: un muchacho se baja del colectivo donde se supone debe bajar pero, en la noche, los lugares no son los mismos y, por ello, las personas, en un cierto nivel en modo alguno definitivo —creerlo así implicaría entregarse a un determinismo telúrico y arquitectónico, sin embargo, de todos modos, ¿cómo algo así no nos afectaría?—, también cambian de estado —en los inviernos sin sol de las latitudes extremas la depresión amenaza con el paso de cada jornada de oscuridad; el alcohol y la violencia, formas complementarias de la paradoja, imponen su ley, una forma decadente del absurdo.

No sabía cruzar la calle: el segundo de oscuridad y el segundo de luz, que son el segundo de la autonomía del sueño y el segundo de la respuesta a la creación por la luz, duplicación de lo visto y de un soCómo estar muerto-Como estar muerto 2lipsismo inextricable. El sol matinal y el inicio de un suspenso. No debe inducirse del hecho alguna clase de inactividad o de actividad abúlica, más bien el secreto conocimiento de la inevitabilidad de una imaginación —esto es, también, de la memoria y de al menos una de las formas de la historia— que debe prescindir de la visión clara —aunque ésta no sea más que un engaño o una imposibilidad a la que podemos, de todas formas, aproximarnos—, es decir, que requiere de la noche. Inevitabilidad biológica de la oscuridad. Inevitabilidad ontológica del absurdo; y, es visible, lo absurdo, que siempre roza la destrucción o, más bien, la desintegración, también, al mismo tiempo, puede significar una vitalidad. Continuar leyendo