FILMOGRAFÍA DE JAMES O. INCANDENZA

Por David Foster Wallace (fragmento de La broma infinita)

FILMOGRAFÍA DE JAMES O. INCANDENZA[a]

El siguiente listado es lo más completo que hemos podido confeccionar. Debido a que los doce años de actividad como director de Incandenza también coinciden con grandes cambios en el cine —de salas públicas de arte y ensayo a grabaciones magnéticas VCR a diseminación por láser y almacenamiento de cartuchos en discos láser de InterLace TelEntertainment—, y debido a que la producción de Incandenza comprende obras industriales, documentales, conceptuales, técnicas, paródicas, dramas no comerciales, no dramas («anticonfluenciales») no comerciales, comerciales y dramas comerciales, la carrera de este cineasta presenta sustanciales problemas de clasificación. Asimismo, estos problemas se agravan por el hecho de que, en primer lugar por razones conceptuales, Incandenza se abstuvo de registrar o fechar hasta el advenimiento del Tiempo Subsidiado; en segundo lugar, debido a que su producción aumentó a un ritmo constante hasta que, al final de su vida, Incandenza tenía varias obras en producción al mismo tiempo; en tercer lugar, su compañía de producción era propiedad privada y sobrellevó hasta cuatro nombres de empresa; y, finalmente, algunos de sus proyectos altamente conceptuales requerían que se les pusiera un título y se los sometiera a la crítica, pero no fueron nunca filmados, haciendo que su estatus como obras de cine esté sujeto a controversia. Continuar leyendo

Anuncios

Siete versiones de Kafka: 5. La repetición del obstáculo

El Castillo [Das Schloss] – Michael Haneke, 1997

 

En su adaptación de El Castillo, Michael Haneke sigue un camino similar al trazado por los Straub en Relaciones de Clase (basada en la novela América) y que encuentra entre sus principales referentes a la aproximación ensayada por Robert Bresson al trasladar Diario de un cura rural de Georges Bernanos. Hallamos, de este modo, un respeto profundo por la letra original, lo que incluye, por supuesto, a la estructura narrativa y al estilo en que Kafka construye la ficción.

Como cineasta del malestar y la crueldad, Haneke opta habitualmente por una puesta en forma cuya glacialidad se extiende más allá de su famosa trilogía. En El Castillo priman los planos fijos en espartanos espacios cerrados, al tiempo que la interacción entre los personajes está marcada por una impasibilidad que, como en Bresson, puede confundirse con inexpresividad cuando, más bien, en el caso de Haneke, se trata de una forma de presentación de la angustia que hace hincapié en la dificultad de asimilarla simbólicamente, de darle cuerpo y, por lo tanto, de comunicarla y comunicarse con los otros. Continuar leyendo

Siete versiones de Kafka: 1. La colonia eterna

La colonia penal – Raúl Ruiz, 1970

Ezequiel Iván Duarte

Des-situarse de la Historia es un ejercicio imposible. Incluso en la aparente a-historicidad de ciertos textos se filtra por las junturas un estar-en-el-mundo, más allá de la banalidad política en la que se incurra. Es por ello que en La colonia penal, Raúl Ruiz fracasa en su intento por “hacer una película absolutamente irresponsable, desconectada de la realidad chilena”.

El resultado no carece de potencia satírica ni de densidad política: tanto en el film como en el cuento de Kafka en el que se inspira, la condena se inscribe en el cuerpo (de la víctima) como se inscribe en el papel (del escritor y periodista); y la inscripción es el atributo humano por naturaleza. Continuar leyendo