A 40 años del golpe: dos películas fundamentales

Juan, como si nada hubiera sucedido (1987)

Fernando Martín Peña presenta la película junto al director Carlos Echeverría.

 

El film.

 

Tras la exhibición del documental en Filmoteca, temas de cine, Peña continúa con la entrevista a Echeverría.

 

 

Habeas Corpus (1987)

Film de Jorge Luis Acha, narra la experiencia espiráldica de un detenido-desaparecido en su celda.

 

Anuncios

Apuntes para un proyecto incierto

Cómo fue ganado el Oeste

Habeas Corpus - Jorge Acha

Habeas Corpus - Jorge Acha

Habeas Corpus - Jorge Acha

Habeas Corpus - Jorge Acha

En La cueva de los sueños olvidados, Werner Herzog muestra, por primera vez y de manera exclusiva, las pinturas rupestres de la cueva de Chauvet en Francia, entre las que se encuentran algunas de las más antiguas descubiertas hasta la fecha, con una edad que se remonta a 32 mil años. En este documental filmado en tres dimensiones, el director alemán recorre con su cámara, entre otras, pinturas de animales en donde los autores intentaron captar el movimiento a través de un efecto ‘tridimensional’ generado por la multiplicación fantasmagórica de los contornos de patas, lomos y cabezas, y mediante el aprovechamiento del relieve de las paredes de la cueva.

Esa primitiva ilusión de movimiento hace a uno de los momentos fundamentales del film. No sería disparatado afirmar que ya en la mente de aquel hombre prehistórico estaba contenido el germen que miles de años más tarde daría nacimiento al arte cinematográfico; e incluso al efecto de tridimensionalidad, de ‘relieve’, cada vez más explotado en el cine contemporáneo, incluida la película de Herzog. Esto es, la necesidad, la intencionalidad de crear imágenes que no sólo dieran cuenta de la percepción humana de las cosas del mundo, sino también de dar cuenta de su movimiento, de su cualidad vital. Continuar leyendo

Lo profundo y lo etéreo

To the Wonder* – Terrence Malick, 2012

 

to the wonder 2

 

Ante las acusaciones de falta de significado y aleatoriedad, James Joyce insistió en que Finnegans Wake sí contaba una historia, y que podría justificar cada línea escrita. Confróntese con las exégesis que proponen enfocarse en el aspecto sonoro de la prosa o en la multiplicidad semántica de cada uno de los términos más que en encontrar el hilo narrativo, el qué.

A través de portmanteaux, neologismos, homofonías, paronimias, combinación de idiomas, Joyce parece subordinar las relaciones sintagmáticas a las paradigmáticas, generando una multiplicidad de sentidos que se superponen y ramifican a partir de cada palabra o de cada sílaba. De ahí los talleres de lectura que se plantean discutir los significados de cada vocablo, en una lectura microscópica que rastrea las huellas del propio proceso de escritura. Continuar leyendo