GRITOS Y SUSURROS: UNA SERENA PASIÓN, DE TERENCE DAVIES

LA CUEVA DE CHAUVET

<Por Ezequiel Iván Duarte>

Dos coordenadas articulan el más reciente largometraje del director de Distant Voices, Still Lives: la metamorfosis y la muerte, con la poetisa del siglo XIX Emily Dickinson como centro.

A quiet pasion ByN

En Una serena pasión (A Quiet Passion, 2016), su octavo largometraje (séptimo de ficción), el director británico Terence Davies rompe con una seguidilla de adaptaciones literarias (siempre con la excepción del documental Of Time and the City de 2008) que había iniciado en 1995 con La Biblia de Neón (The Neon Bible), sobre la novela homónima de John Kennedy Toole, suerte de film transicional en el que comienza a despegarse del carácter semiautobiográfico que había marcado sus primeros trabajos; y que clausuró, por el momento, con Sunset Song (2015), sobre texto de Lewis Grassic Gibbon.

Sentí un Funeral en mi Cabeza,

los Dolientes que iban y…

Ver la entrada original 853 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s