ANOCHECER DE UN DÍA AGITADO: ACERCA DE TANGERINE DE SEAN BAKER

LA CUEVA DE CHAUVET

<Por Ezequiel Iván Duarte>

TangerineByNHay obras capaces de condensar en apenas una jornada todo un universo: personajes con un pasado sensible, marca física a la vista; lugares con sus pujas de movimiento y quietud, de secretos y verdades expuestas, de historias esculpidas en la luz; recorridos en los que la vida se transforma, sube a alturas frenéticas, cae en abismos de humillación.

Un atardecer y la Nochebuena le bastan a Sean Baker para desarrollar un mundo en el que se adentra como un documentalista. Porque Tangerine es una película muy de nuestros tiempos. No sólo por haber sido rodada con un iPhone 5 al que se le adaptaron lentes anamórficas, o por su aproximación al género y la sexualidad, sino también porque borra los límites entre documental y ficción, como es cada vez más usual en el cine independiente internacional.

La prostituta con el corazón de oro

Sin-Dee Rella…

Ver la entrada original 564 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s